Por Marisol Vera

Escribir es una forma de conectar el gozo creativo

En esta ocasión te presentamos a Norma G. Escamilla, quien es Licenciada en Pedagogía por la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Maestra en Psicoterapia Psicoanalítica por el Centro Eleia, A. C. Actualmente es psicoterapeuta psicoanalítica a nivel privado y consultora externa. Especialista en los temas de género, derechos humanos, liderazgo de mujeres, contención a personal que trabaja con población vulnerable y prevención de la violencia con sectores poblacionales de mujeres, jóvenes, población indígena, niñas y niños.

¿Qué significa para ti escribir?

Es un espacio de refugio en donde intento poner en palabras todo aquello que para mí es necesario expresar, para explicarme de alguna manera aquello que difícilmente puedo nombrar. A través de la escritura he encontrado la posibilidad de nombrarlo, de darle un lugar, de expresar una necesidad y tramitar mis diferentes emociones. Ha sido mi refugio, literalmente, desde que escribía en mis diarios hasta los diferentes escritos que he podido realizar; donde intento narrar pasajes de la vida cotidiana desde la emocionalidad, lo cual de pronto se vuelve tan cotidiano que ya no es tan visible, ni tan consciente para nosotras, siendo así menos placentero. Creo que hay una parte entrañable en mis escritos a partir de escribir y describir aquello que está entre bambalinas, de lo que podemos mirar a simple vista, visibilizarlo me da una perspectiva diferente de mis acciones, emociones, percepciones y pensamientos. Es una forma de conectar el gozo creativo, como en un lienzo mis emociones y la racionalidad, las cuales me abrazan transportándome hacia dentro de mí misma, a mis sentires más profundos, sin sentirme avergonzada. También, claro está, es una forma de evidenciar un testimonio humano desde mi ser mujer.

¿Cuáles son los temas que abordas en tu libro?

Específicamente los temas que abordo en mi libro Volver… un nuevo comienzo son, de entrada, la posibilidad de reconstruirnos permanentemente en una ida y vuelta, afrontando nuestra historia familiar, incluyendo lo “ominoso” para acomodar y entender cosas personales, para no seguir repitiendo patrones en las diferentes generaciones y “sanarnos” como familia y en lo personal. Otro tema es el impacto del duelo ante la pérdida de nuestros seres queridos, y el trayecto del libro puede ser una herramienta para transitarla, intentando poner palabras a la ausencia e identificar los regalos de dicha ausencia, y finalmente, también es una manera de honrar a mi abuela materna a través de este escrito, es como una forma de devolverle todo lo que ella me dio en vida.

¿Cuál es el género de este libro?

El género de mi libro es ensayo narrativo de una historia familiar, donde plasmo una serie de vivencias, recuerdos y emociones en torno al tema del duelo, la cual concluye con una despedida en un temazcal.   

¿Por qué es importante leer escritoras mexicanas?

De entrada porque son mexicanas, son nuestra antesala para cualquiera de quienes queramos escribir, son nuestras base, nuestro referente, quienes han abierto brecha y nos han dado la posibilidad ahora de hacerlo sin limitaciones y sin prejuicios. Una Rosario Castellanos, que visibilizó la vida cotidiana de las mujeres en una cultura tradicional, rompiendo estereotipos en su propio entorno para escribir y las dificultades que al hacerlo le implicaba desde el hecho de ser mujer en su época. Una Elena Garro con un posicionamiento frente a todo lo institucionalizado, sus personajes mitológicos y tan reales. Una Irma Pineda, poeta Juchiteca que aportar su cosmovisión del mundo, de la muerte, de la vida, del ser, del estar aquí, del ombligo en la tierra como referente de identidad; y así como ellas muchas otras escritoras mexicanas y no mexicanas que, finalmente, nos aportan todo el tiempo y son nuestras grandes maestras literalmente. Y de ahí la importancia de leerlas, de conocerlas y aprenderles en este oficio.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial